e-Learning y la agenda del curso

e-Learning y la agenda del curso

Fuente: luisvalledor.blogspot.com.es

Una de las ventajas de estudiar un curso elearning es la flexibilidad horaria. Si soy una persona ocupada no tengo que desplazarme y lo hago desde casa cuando quiera.

Si el curso es muy corto no requiere mucha planificación al alumno. En unos pocos accesos lo habrá realizado. En este caso la agenda no es muy relevante.

En cambio, si el curso tiene una duración considerable, necesitará una planificación abierta para poderlo finalizar con éxito. Una de las herramientas de planificación de un curso más utilizada es la agenda del alumno. La agenda del alumno recoge los hitos y las fechas de cumplimiento que hay que realizar a lo largo del curso.

Este artículo recoge algunos consejos para elaborar una agenda del curso elearning guiado individual.

Partamos de un curso de una duración de 3 meses sobre un contenido de una complejidad medio-alta.

1. Marcar fechas y festivos.
Empezamos con las fechas de inicio y de fin del curso, así como todos los festivos que afectan. Hay que decidir que calendario se seguirá para no poner hitos en festivos.

2. Inicio y Fin de curso
Siempre que podamos dejemos una semana para el inicio y otra para el final del curso. Tienen funciones diferentes pero viene muy bien reservarlas.

La primera semana se puede utilizar para confirmar accesos a plataforma y curso, introducción en el mismo, alguna actividad 2.0 de presentación. Se trata de que todos los alumnos inicien más o menos a la vez. Algunos no inician en esa semana y otros avanzan muy rápidamente. Ambas situaciones son aceptables, pues cada uno puede ir a su ritmo, pero la organización del curso recomienda un ritmo.

La semana final suelo planificarla para dudas y repaso. Además de tener tiempo para tener una visión global o resumen de lo aprendido, permite tener tiempo de finalización a los rezagados.

3. La semana como unidad mínima de Hito.
Aunque el histórico de seguimiento dice que los alumnos estudian entre semana y no en fin de semana, si queremos que el curso sea flexible, necesitamos que el alumno pueda repartirse la actividad según su disponibilidad.

En un curso de 12 semanas, si quitamos la de inicio y fin nos quedarían 10 posibles hitos semanales.

Estas semanas se pueden agrupar para que tengan mayor significación. Si la estructura lo permite, habrá 3-4 hitos intermedios. Si, por ejemplo, el curso está compuesto por 3 ó 4 módulos lo tenemos fácil. En caso contrario deberemos buscar una agrupación lógica.

4. El hito central.
El 50% del tiempo del curso es un buen momento para generar una actividad de reflexión.

5. La composición de los hitos.
El hito puede estar asociado a un tema concreto de estudio, a una actividad o a un conjunto de contenidos y actividades. En definitiva, es un entregable en distintas posibles presentaciones. Estos pueden ser obligatorios o voluntarios y siempre tienen asociados una fecha.

6. Dinamización e hitos.
Si no tengo hitos que cumplir, la dinamización sólo puede referirse al tiempo restante del curso. En cambio, si tengo hitos puedo:

  • Adelantarlos. Ej. La próxima semana tienes que…
  • Dar feedback. Ej. Muy bien, has superado la evaluación de…
  • Recordar fechas.

La agenda del alumno permite una dinamización más rica y significativa.

Si el curso tiene el volumen suficiente de alumnos y de ediciones, se puede tener preparada una segunda agenda para los rezagados. Revisando el histórico del curso a mitad del mismo se puede dividir al grupo entre los que llevan buen ritmo y los que llevan poca actividad. A estos últimos se les puede proponer un nuevo calendario para que puedan completar el curso en el tiempo del que disponen.

7. Lenguaje y mensajes.

La guía del alumno debe ser fácil de comprender, con un calendario en una hoja para imprimir y pinchar en el corcho.

Aunque depende de los alumnos, el lenguaje será sencillo, claro y cercano. Con hitos accesibles y alcanzables, pero sin llegar al infantilismo.

En definitiva, al ser un documento sin feedback debe ser de fácil comprensión y que no permita llevar a equívocos. Con normas claras.

8. Agenda del curso en Google Calendar.

Además de incluir la agenda del curso en la plataforma, los hitos se pueden incluir en un calendario de Google Calendar para que los alumnos lo puedan consultar en el Smartphone o en la tablet. Esta solución no lleva mucho tiempo y sólo tienes que ofrecer el enlace a los alumnos que quieran incorporarlo.

En resumen, la agenda del alumno debe ayudar al alumno a conocer las actividades a realizar, cuándo realizarlas y a qué ritmo. Para la tutorización facilita la dinamización con hitos, fechas y actividades sobre las que crear sus comunicaciones.

Seguro que me falta mucho por incluir.

¿Qué crees que le falta?

Comparte esta entrada