Homenaje a Iñigo Babot: sus colegas y amigos lo recuerdan

Homenaje a Iñigo Babot: sus colegas y amigos lo recuerdan

Investigadores, ejecutivos, profesionales y amigos, evocan a una de las personalidades más significativas del sector de la formación virtual de los últimos años, con anécdotas y testimonios, analizando y trasmitiendo el aporte de su legado.

Hay noticias devastadoras, que conmueven y nos dejan sin aliento. El fallecimiento de uno de los colaboradores más entusiastas de America Learning & Media y efusivo promotor de esta revista, nos provoca una enorme tristeza y desazón. No volver a contar con su palabra iluminada y su profundo análisis, anticipa un vacío que difícilmente pueda ser cubierto. Para comenzar este homenaje coral, reitero las palabras que utilicé en la nota que escribí apenas supe del fallecimiento de Iñigo, porque representan lo que muchos de sus amigos y colegas estamos experimentando por estos días: vacío, perplejidad, tristeza, conmoción…

La muerte siempre golpea duro. Pero cuando se trata de un amigo, de un colaborador excepcional, de un colega generoso, de un padre de familia con niñas pequeñas, la contundencia de la pérdida de la vida golpea mucho más fuerte, con muchísima intensidad y crudeza.

Iñigo hizo en los últimos años mucho más de lo que podrían hacer varias personas juntas en el mismo período de tiempo, como si algo en su ADN supiera que su tiempo era acotado, efímero, y que debía exprimirlo en un 900% por ciento, a cada segundo. Con un nivel extraordinario de omnipresencia, estaba en todos lados y al mismo tiempo, gracias al inmenso poder de las tecnologías y a su desmesurada capacidad y compromiso con el trabajo y el sacrificio. Una característica que quedó en evidencia durante sus últimas horas, cuando seguía interactuando con todos (vía mail, redes sociales, etc).

Es admirable la capacidad de trabajo que ha manifestado Íñigo durante todo el mes de enero de 2012, con intensos intercambios epistolares, propuestas de notas, análisis de futuros proyectos conjuntos… Imprimiendo una velocidad inmensa a todas sus actuaciones, como si en esa velocidad estuviera la clave para sortear el abismo de la muerte, que comenzaba a perfilarse tan próximo como inexorable en su destino.

En America Learning & Media hemos tenido un privilegio con sabor amargo: haber sido depositarios de su último artículo inédito “Congruencia de sesiones presenciales con virtuales, en programas de blended Learning”, que fue publicado sin que supiéramos aún del fallecimiento de su autor. Nuestro eterno y permanente agradecimiento a sus generosas contribuciones.

La admiración y respeto que hemos sentido por Iñigo Babot, como persona y profesional, y nuestro interés por resaltar el volumen de su aporte y la contundencia de su legado, nos ha llevado a generar el siguiente homenaje, que permanecerá abierto para que cada quien, pueda hacernos llegar su reflexión y sus anécdotas, a fin de continuar incorporándolas en un proceso constante de alimentación. Una vez que renovemos la edición, al homenaje podrá accederse directamente desde un banner.

Aclaramos que el orden de publicación de los testimonios es el orden cronológico en el que hemos recibido cada uno de los comentarios, ya sea por presentación espontánea o al haber recibido nuestra invitación para participar en este homenaje que le rendimos a Íñigo Babot, con mucho sentimiento y admiración.

Testimonios

José Lozano Galera: El profesor y consultor Dr. Iñigo Babot aportó al e-learning mundial una altura profesional, estudio, empuje, dedicación, valor singular y único en el mundo de la formación corporativa. Ha sido una figura extraordinaria porque unía a su experiencia y carrera como alto directivo, un afán constante de estudio e investigación en todos los temas vinculados a la formación y por su calidad humana, fuera de lo común, que demostró hasta el último momento de su vida. Quiso ser Doctor porque amaba la Universidad y la empresa, pero sobre todo a las personas que trató siempre con exquisita cortesía.

Se aproximó al e-learning en los inicios de la década del 2000 y realizó un trabajo excelente en y desde España, colaborando con numerosas Universidades, empresas, medios, congresos, ferias de muchos países: España, Argentina, Colombia, México, Estados Unidos, Inglaterra, Finlandia, Alemania, Polonia, Japón…

Para la comunidad del e-learning ha supuesto una dura y dolorosa pérdida como así lo atestiguan los numerosos mensajes de condolencia que estamos recogiendo en AEFOL.com y en nuestro grupo de Linkedin y las más de mil personas que lo despidieron en su funeral en Barcelona el 4 de febrero, y en Madrid, el 9 de febrero, donde toda su familia dio un testimonio excepcional.

Iñigo obtuvo el primer Premio AEFOL y participó en más de 30 eventos organizados por nuestra empresa AEFOL. El último fue el 6 de julio de 2011 en Bogotá. Iba a impartir 1 ponencia, 1 mesa redonda y 1 Taller el 22 de febrero en EXPOELEARNING en Madrid. Le hemos dedicado el próximo XI Congreso y estamos preparando un homenaje en el IESE.
Iñigo me enseñó muchas cosas. Compartimos momentos únicos, inolvidables. Vivimos la vida. Teníamos muchos proyectos a desarrollar que ahora se han visto truncados. Sigo pensado el por qué y seguramente ha querido mandarnos un gran mensaje: el mejor e-learning es el que ahora está disfrutando.

(José Lozano Galera, Presidente de AEFOL&EXPOELEARNING, S.L.)

Sergio Vásquez Bronfman: Conocí a Iñigo Babot hace unos 10 años, cuando trabajaba en el proyecto Virtaula, en la Caixa, como profesional en GEC. Si recuerdo bien me lo presentó Javier Martínez Aldanondo en una comida adrede para ello, y de inmediato tuvimos mucho tema de conversación.

Iñigo era un hombre afable, muy simpático, y un hombre de redes. Una de las primeras cosas que me dijo fue “Tienes… que conocer a Alfons Cornella”, a quien por supuesto me presentó poco después.

A partir de allí nos vimos con cierta frecuencia, para comentar lo que pasaba en nuestro sector del e-learning, sus ideas y las mías al respecto, y nos fuimos encontrando también en los Expoelearning que organiza AEFOL. Tuve el placer de ayudarle en su tesis doctoral y él me hizo el honor de pedirme que fuese parte del jurado.

Seguí de cerca su evolución profesional (le conocí cuando era director en el Grupo Planeta), su paso por diferentes empresas industriales de su oficio original (ingeniero químico), y su enorme ilusión de dar el salto al e-learning. A punto estuvo de ocurrir cuando quedó en la terna para dirigir una de las empresas más conocidas del sector. Pero sólo fue esperar un poco, hasta que dio el salto definitivo creando su propia empresa. Y una vez que la creó, y empezó a trabajar full time en nuestro sector, fue tan brutal la diferencia que marcó como profesional, que a pesar de la crisis no daba abasto para todos los proyectos que conseguía y no cesaba de abrir oportunidades para otros.

Iñigo, tu partida deja un inmenso vacío, pero nos deja el ejemplo de un brillante profesional y de una excelente persona. Ojalá hubiesen muchos más como tú. Hasta siempre.

(Sergio Vásquez Bronfman es dueño de SVB Consulting, partner en Digital Education y profesor en ESCP – Europe Business School).

Luis Lombardero: El pasado día 3 de febrero fue un día muy amargo para la familia que integra Bureau Veritas Business School. El silencio era rotundo en las oficinas de la sede de la Escuela de Negocios en Alcobendas (Madrid). La muerte del Doctor Íñigo Babot la tarde anterior había sacudido de pies a cabeza al sector del eLearning en el mundo latino y a cuantos tuvimos el honor de conocerlo personal y profesionalmente.

Trabajé conjuntamente con Íñigo para desarrollar un proyecto para Bureau Veritas Business School que le ilusionaba tanto como a mí, el del Master en e-Learning y Formación Corporativa 2.0. Ahora está siendo muy satisfactorio, como nos hacen saber a diario nuestros alumnos, los alumnos de Íñigo. De ellos nos han llegado muchas muestras de cariño y profundo pesar por la ausencia de un gran experto y maestro. Lamentan, como todos, no haber podido disfrutar de su experiencia, sus conocimientos y su trato personal durante más tiempo.

Su figura, sin duda, es insustituible, pero también hemos de celebrar su legado. Íñigo nos deja muchas cosas positivas: importantes aportaciones al conocimiento del eLearning; un gran ejemplo de ilusión por el trabajo, que no abandonó hasta sus últimos momentos, como bien saben sus alumnos, y una visión totalmente abierta y positiva del mundo que recorría habitualmente. El dolor por su pérdida no nos ha abandonado, pero nos queda el cariño de un amigo con el que pasamos un tiempo que, desgraciadamente, nos supo a muy poco.

Hasta siempre, Íñigo. Hasta siempre, Doctor.

(Luis Lombardero es Director General de Bureau Veritas Business School)

José Enerbal: Hace justamente un año, ya de noche, en el hall de su hotel en Madrid, tuvimos ocasión de intercambiar tranquilamente, sin prisas, vivencias en torno a lo relacionado con el e-learning. Estábamos tan de acuerdo que me propuso escribir juntos un libro, porque él llevaba tiempo sin avanzar en el proyecto y tenía un plazo comprometido con la editorial. Finalmente no participé, pero recuerdo toda aquella conversación muy gratamente. Nunca antes habíamos hablado sin prisas, y me mostró gran proximidad y aprecio.

Él era un profesional de elevado prestigio en el sector y yo me sentí muy honrado por su confianza. Íñigo llevaba una vida intensa, siempre encarando múltiples proyectos, viajando a menudo, publicando libros y artículos, pronunciando charlas en congresos y jornadas.

Su presencia suponía una garantía en cualquier iniciativa dentro del sector. Se ganaba el afecto de los demás, por su presencia humilde y su trato amable. Coincidí en su funeral de Madrid con otros colegas, y todos nos sentíamos muy afectados.

(José Enebral Fernández es Consultor Sénior en Capital Humano, en la consultora Nordkom).

Consuelo García Tamarit: Recuerdo muy bien cuándo conocí a Iñigo Babot. Fue en Online Educa Berlín del año 2005. Éramos entonces pocos españoles los que asistíamos a ese congreso y fue fácil encontrarnos. Dos cosas me llamaron la atención nada más conocerlo: su entusiasmo, altamente contagioso, y su sentido común, ese del que Ortega y Gasset decía que era el menos común de los sentidos.

Venía del ámbito industrial, era químico de formación y directivo de profesión. Estaba entusiasmado con las posibilidades que abría el e-learning: era curioso ver cómo sopesaba y analizaba, bajo un prisma práctico y extraordinariamente juicioso, todas las alternativas, herramientas y posibilidades que el e-learning le presentaba. Aunque había pasado muchos años como directivo de varias empresas, me confesó que lo que de verdad le apasionaba, era ser consultor y de formación. Como director general había tenido muchas experiencias de todo tipo y era plenamente consciente del valor de la formación como palanca de cambio de las organizaciones: el e-Learning abría unas posibilidades incalculables. De ahí su pasión.

Nos vimos bastantes veces cuando, junto a otros grandes profesionales, organizamos distintos congresos de Online Educa Madrid entre los años 2006 y 2009. Y éramos asiduos a la cita de Berlín, que se convirtió en una especie de foro recurrente en donde compartir experiencias y puntos de vista. Y, cómo no, también divertidas cenas y risas con todo el Comité Organizador bajo el ambiente gélido de las noches berlinesas de primeros de diciembre. Cuando emprendí nuevos rumbos profesionales, hace ahora un año, recuerdo que en una comida en Barcelona hablamos de lo que significaba ser consultor independiente en formación y e-Learning.

Si tuviera que resumir en pocas palabras la aportación de Iñigo Babot al mundo del e-Learning no me detendría en los avances tecnológicos o estrictamente pedagógicos, sino en una justa y equilibrada visión de la formación en toda su complejidad, con toda la libertad, con un enfoque totalmente centrado en las personas y en su desarrollo profesional y también humano.

Era un excelente profesional, pero más aún era una gran persona. Pienso que el mejor legado que nos ha dejado es la necesidad de comprender y atender bien las necesidades competenciales de las personas dentro de una organización y, a partir de ahí, seleccionar y desarrollar la mejor estrategia formativa. A Íñigo no le gustaba sentirse encorsetado por la tecnología, los proveedores, las herramientas o las modas. Necesitaba ser libre para elegir la mejor modalidad, la mejor herramienta, el mejor contenido o el mejor docente. Y así lo transmitía a sus clientes. Y también a todos los que tuvimos la gran suerte de compartir ratos de conversación y aprender de él.

Hasta siempre.

(Consuelo García Tamarit es Consultora en e-learning & TICS aplicadas a la Educación).

Marcos Fontela: Hay algunas personas con las que uno siente una fraternidad que no necesariamente tiene correlación con la cantidad de tiempo que uno pasa con ellas. Iñigo fue una de esas personas: creo haberme reunido personalmente con él no más de unas 5 veces, aunque nos comunicábamos virtualmente con mucha mayor frecuencia.

Sin embargo, siempre sentí que éramos compañeros en un camino común. Recuerdo cuando, luego de observar el funcionamiento de Tecnonexo, me dijo con enorme ironía que “el problema de las empresas jóvenes y dinámicas es que, al pasar el tiempo, muchas se vuelven cada vez más dinámicas y cada vez menos jóvenes”. Lo decía con enorme capacidad de comprensión, pero también lo decía como compañero que compartía la vivencia.

Sin embargo, no deja de ser cierto que Iñigo era un compañero en el camino que encaramos hace ya algunos lustros, cuando el e-learning era una especie de lejano oeste, donde quienes no estaban lo veían como lejanísimo, y quienes estaban sufrían los desbandes de quienes sabían que “en la frontera” algunas licencias no muy éticas eran permitidas. Supe apreciar su incansable pasión por evangelizar primero, luego por evitar los desvíos del e-learning y desmitificar las falsas leyendas de los vendedores de promesas, luego recordándonos –sí, hacía falta recordarlo- que los usuarios de Internet son ante todo seres humanos y, como tales, seres sociales.

Y es en este último punto donde pude apreciar su aporte más marcadamente. Mucho antes de que Facebook adquiriera la fama que tiene hoy o de que ponerle 2.0 o 3.0 a algo fuera una herramienta de marketing difundida, recuerdo haber encontrado en Iñigo una persona que hizo estudios sistemáticos y académicamente rigurosos sobre el rol de la socialización en ambientes de e-learning. Y recuerdo que lo hizo en ambientes corporativos, lo que en su momento era toda una innovación, ya que la mayor parte de los estudios de la socialización provenían de ambientes académicos. Le debemos a Iñigo una mirada produnda y metódica sobre lo que constituye una comunidad de aprendizaje eficaz (o red social, como diríamos hoy). Sus conclusiones permanecen vigentes hoy, unos cuantos años más tarde, y el material que en su momento compartió conmigo puede ser utilizado sin ninguna necesidad de actualización.

Esperaba poder compartir mucho más este camino con Iñigo. La excelente persona ha partido, pero tenemos la suerte de poder beneficiarnos con su legado.

(Marcos Fontela es CEO de AXG Tecnonexo).

Nicolás Hellers: Iñigo fue, es y será una persona y un profesional fuera de serie. Un apasionado del trabajo, y particularmente del e-learning y -en los últimos tiempos- un fuerte impulsor del b-learning. Un riguroso y metódico analista, que nos contagió a todos su entusiasmo, su visión, su perspectiva…

Hace 9 años, cuando me desempeñaba como editor en la ya discontinuada e-Learning America Latina, publiqué su primer artículo en dicha revista, casualmente un 2 de febrero, allá por 2003. “ Learn by Teaching: lo último en e-Learning corporativo” fue el título elegido por este gran profesional y amigo, que por entonces era director General de Editorial GeoPlaneta. En aquella oportunidad, quien luego se iría consolidando como un referente de la industria, analizaba un ingenioso método para maximizar el aprovechamiento de programas e-learning en tres grandes corporaciones de Estados Unidos.

Ocho meses después y con motivo del lanzamiento de su libro “e-Learning, Corporate Learning”, Iñigo ya anticipaba su gran capacidad para llamar la atención, declarando en una entrevista que le efectúe: ” El término e-learning se ha prostituido”, una frase que en su momento provocó todo tipo de reacciones.

A fines de ese 2003, invité a participar a Iñigo en el libro: “E-Learning. Mejores prácticas y recomendaciones para organizaciones iberoamericanas”, que compilé junto a Marcos Fontela, Armando Mann, Christian Podlesker y Santiago Subotovsky. Su participación despertó muchísimo interés y su contribución resultó uno de los capítulos más trascendentales de la investigación.

Si bien fuimos forjando una relación profesional inicialmente, a través de Internet; la amistad comenzó a construirse luego de que nos conocimos personalmente en Madrid, en enero de 2004, y continuamos reuniéndonos en Barcelona unos meses después. Casi inmediatamente tuve la oportunidad de integrarlo a Online Educa Madrid y Berlín –cuando me desempeñaba en la empresa organizadora, ICWE-; congresos en los que Iñigo desempeñó un papel clave durante varios años.

Por aquel entonces, España vivía en un fuerte estado de ebullición en relación al e-learning, con mucha inversión y proyectos, y quienes habíamos comenzado a trabajar con la modalidad en Sudamérica algunos años antes, viajábamos a Madrid y a Barcelona, para poder empaparnos de los últimos adelantos y las mejores prácticas implementadas en la península. Iñigo ya comenzaba a despuntar como uno de los referentes a tener en cuenta.

La cantidad y calidad de contribuciones que ha aportado Íñigo al desarrollo del e-learning son tan extensas como contundentes. Su profundidad de análisis y la capacidad para desmenuzar y comunicar didácticamente un caso de estudio, junto con su precisa lectura de contexto organizacional y la potencia de sus estrategias de implementación, ya son parte de su legado, que ha sido nutrido por todo tipo de publicaciones.

Quiero despedirme de Iñigo recordando mi anteúltimo encuentro presencial con él, en una reunión de amigos y colegas, que tuvo lugar en un restaurante muy cercano al ayuntamiento rojo de Berlín durante una fría noche de diciembre, luego de participar en Online Educa Berlín, en la que compartimos platillos germanos típicos y la mejor cerveza alemana, hablando de cosas de la vida y por supuesto de la evolución, progresos y anticipos del e-learning. Iñigo, como siempre, concentrando la atención, de la misma manera que estará haciéndolo también ahora y para toda la eternidad, en un lugar sin tiempo. Hasta siempre amigo…

(Nicolás Hellers es Director de Desarrollo de Negocios para América Latina de maat Internacional)

Elena Segura Herrero: El profesor Iñigo Babot siempre estará presente en nuestro día a día por muchas razones. La primera, la gran pasión que tenía por su trabajo. Llegó a contarme que llevaba años, enamorado de esta área y recopilaba datos de cualquier tema relacionado, antes de saltar definitivamente a esta actividad. Su pasión por la profesión tenía otra superior y era su amor por la gente. Era amigo fiel e intentaba ayudar siempre en todo lo que podía.

Yo, personalmente, lo conocí como discente en el Experto Universitario de E-learning de la Cátedra de Toledo (Universidad Nacional de Educación a Distancia y Universidad Camilo José Cela) en uno de los módulos que él impartía como profesor. Después del curso, me pidió que escribiera un pequeño párrafo para una revista y así lo hice.

Poco a poco, fui adquiriendo confianza porque le pedía muchos consejos y… sorpresa, siempre estaba dispuesto a ayudarme, aunque por aquel entonces no fuese más que una más en este área y profesión.

Cuando no es un valor muy común en la sociedad dar ayuda gratuita y altruista a otros, una se queda sorprendida de que alguien que profesionalmente tiene esa altura no evite poder ayudarte. Eso es lo primero que te llega de una persona como el profesor: su sencillez, su capacidad de echar una mano en lo que puede… todo esto seguramente por sus profundas convicciones y valores cristianos.

En lo profesional, me sorprendía la capacidad de llegar y estar en todos sitios dónde se cocía un debate o cualquier tema interesante sobre el e-learning: tanto a nivel nacional (España) como internacional. Un día estaba en los EE.UU. y al día siguiente estaba en Polonia, Londres, Madrid o cualquier lugar. Sorprendía la velocidad de su vida y la enorme fuerza que le ponía a su profesión. Pero el mejor mensaje que he aprendido del Profesor, es que por encima de todo estamos las personas y el calor humano de una de las mejores que haya conocido.

En el último tema en el que colaboré con él fue para una entrada en su Blog sobre la archiconocida, en España, Ley Sinde, que generaba una enorme capacidad de debate de muchísimos profesionales tanto en España como en el extranjero, y que creo que ha sido recientemente aprobada por el nuevo gobierno de la nación.

Siempre me acordaré de cómo se alegró cuando le conté la adquisición del puesto como Editora y Redactora Técnica para Amazon España y de cómo me ayudó anteriormente en otras cuestiones: ojalá hubiese más personas así: su familia puede estar bien orgullosa.

(Elena Segura Herrero es Editora y Redactora Técnica para Amazon España)

Ignacio Ayerbe: No tuve trato con Íñigo a nivel personal, sin embargo coincidimos en diversos encuentros profesionales, iniciándose una comunicación, si no prolífica al menos constante, en la que mostraba interés por todo aquello que alguien pudiera aportar en este mundo todavía en desarrollo, que es el e-learning.

Su carácter estaba marcado por el deseo de aprender, más allá de su permanente disposición a enseñar y compartir su experiencia y conocimiento, como constatan sus colaboraciones con la Universidad de Salamanca, Bureau Veritas B.S., Universidad Ramón Llull o la cátedra Toledo de e-learning sobre la que platicamos en alguna ocasión en contraste con la Catedra Av-elearning de la Universidad de Huelva o la Catedra e-UPC e-learning.

En su último e-mail escribía que no perdiéramos el contacto después de algunos meses sin comunicación. No lo haré Iñigo, tus enseñanzas siempre serán un referente. D.E.P.

(Ignacio Ayerbe es experto en innovación e intervención en formación, profesor en Universidad Internacional de la Rioja – España, y responsable del blog Aprender a Pensar).

Joaquín Alberto Zafra Ratia: “Yo nunca llevo el pasaporte original cuando salgo del hotel, voy más tranquilo con una fotocopia” (Iñigo Babot) // A sí? Pues nunca lo había pensado pero me parece una excelente idea (Joaquín Zafra) // Pues te la regalo (IB) // Muchas gracias. Soy Joaquín Zafra (JZ) // Yo soy Iñigo Babot (IB) // Sí, se quién eres, toma mi tarjeta (JZ) // OK, gracias, no me quedan mías (IB) // Ni falta que hace (JZ).

Esta conversación la mantuvimos en el Cerro de Monserrate a más de 3.000 metros de altura en el corazón de Bogotá… Ahí conocí en persona a Íñigo, pero supe de él hace algunos años en unas de las Jornadas de e-learning en Administraciones Públicas que se organizan en Castilla y León por la ECLAP.

Me sobrecogió la noticia de su muerte por dos motivos, en primer lugar, porque asociando ideas y recuerdos, el que pensó que no salía vivo de nuestro único y primer encuentro en Colombia, con motivo del Expolearning, era yo y en segundo y principal lugar, porque me sorprendió de él, sobre todo su energía y vitalismo, sus ganas de vivir, saber, conocer… Su inquietud. Estábamos de gira turística ya en sábado después de la semana de trabajo y no paraba de preguntarle cosas a nuestra guía por Bogotá, con tremenda humildad (como en el episodio del pasaporte) y curiosidad.

De Íñigo, en lo personal, me llamó mucho la atención, eso, la chispa de su mirada, sus preguntas y su capacidad para escuchar las respuestas con ilusión, en lo profesional, destacar una virtud que dominaba a la perfección, me pareció un gran orador, un comunicador voraz, un apasionado parlanchín, de mucha monta -si se me permite-, que hacía del rigor, simplicidad y de la naturalidad, una ciencia.

Desde aquí, con todos los respetos de la familia de Ingenia (obreros de la construcción del conocimiento) te mandamos un abrazo colega. La pena es que con personas como tú, no podemos hacer lo mismo que con el pasaporte, original sólo hay uno y no se puede fotocopiar…

(Joaquín Alberto Zafra Ratia es Business Line Manager de la Línea de Negocio Internacional de Ingenia).

David Gutiérrez: Siempre me llamaron la atención la cercanía y cortesía con la que Íñigo trataba a todo el mundo, y la claridad meridiana con la que se explicaba. Me sentía ilusionado y honrado cuando contactábamos a través de la red. Admiraba su sentido común y su diplomacia, y lamento que no haya tenido más tiempo para compartir su saber, porque aún teníamos mucho que aprender de él.

(David Gutiérrez es Instructional Designer y Training Professional).

Maricella Ballatore: Conocí a Iñigo Babot en el año 2008. Tuve la oportunidad de colaborar con él en el diseño y posterior facilitación de un taller presencial sobre implementación de proyectos e-learning para el equipo interno de capacitación virtual de la Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina.

Esta oportunidad fue el inicio de un vínculo profesional y humano que se extendió a lo largo de los siguientes años, en los cuáles nos mantuvimos en contacto a través de cuestiones profesionales pero sin dejar de lado, notas de color más personales. Sin duda, esas notas de color hicieron que cuando nos reencontramos en Expoelearning Madrid 2011, el café compartido tuviese gusto a un café de amigos.

Recuerdo dos cuestiones que me sorprendieron cuando empecé a colaborar con él en el diseño de aquel taller:

  1. Su preocupación por entender el contexto en el que se insertaría el taller: conocer la organización, destinatarios, objetivos de la institución, etc.
  2. La flexibilidad y apertura con la que recibió mis recomendaciones y sugerencias (considerando que yo era una junior que no llevaba más de 2 años en el tema)

Iñigo desde su propuesta derivó en mí la “tradición” con la que habitualmente identificaba, en ese momento, a los “consultores internacionales”: profesionales de renombre que recorren el mundo dictando siempre el mismo taller “genérico” sin trabajar en la adaptación de su propuesta a las necesidades de las audiencias en particular y sin estar dispuestos a realizar modificaciones en función de sugerencias de profesionales locales.

Iñigo se consolidó en el mundo de la formación desde lo profesional y desde lo académico, siendo así un referente del mercado iberoamericano que demostraba tener fundamento teórico y pragmático para sus ideas y propuestas. Algo no menor, si pensamos que, tanto Iñigo como muchos de nosotros, nos dedicamos a pensar cómo enseñar cada día mejor.

Iñigo era un buen maestro, sin duda. Pero las razones más fuertes por las que lo recordaré son su buena vibra, entusiasmo, generosidad y calidad humana.

(Maricella Ballatore es Directora en e-Prevention, socia fundadora en Trans-formativa/ Outsourcing elearning y directora ejecutiva en MB Consultores en Procesos Formativos).

Leandro Codarín: Como si no pudiera ser de otro modo, me encontré con los aportes de Iñigo a través de la red, por referencia de esos profesionales, nodos con prestigio en la red de profesionales del sector, de quienes valoro el conocimiento que comparten con todos, conocidos y no conocidos en la red de expertos en formación y tecnología.

Dentro de esta gran comunidad, uno va fortaleciendo las conexiones con aquellos profesionales, que a través de una retroalimentación positiva, generan intercambios de valor, nos potencian profesionalmente, ofrendan sus competencias y experiencias desinteresadamente, para que esa gran red se alimente y crezca.

Coincidencias de la virtualidad y la presencialidad, me tocó presentarle en el 2º Congreso Internacional de Formación, y se sonrió al escuchar que en lo profesional y lo personal era uno de esos nodos a los cuales admiraba por su pasión y ofrenda para que el eLearning fuera valorado, a la vez que se profesionalizaba.

Unos meses después estuvimos en contacto por la posibilidad de colaborar en un proyecto de investigación, reconocíamos la importancia de formalizar las experiencias del sector para evitar discursos cliché y caer, de forma sistemática, en las tentadoras modas tecnológicas. Algo, que de sus múltiples artículos en la red pretendía dejar claro.

Es evidente, Iñigo representaba uno de esos nodos valiosos por la cantidad de conexiones y la calidad de sus aportes, y podría añadir desde lo personal, por la simplicidad de sus consejos para que todos seamos un poquito mejores profesionales en el mundo del eLearning corporativo.

(Leandro Codarín es responsable de Global Estrategias/Demos Group).

Lucio Margulis: Conocí a Iñigo en la recordada Expo e-Learning del 2004 en IFema, en medio del atentado de Atocha el 11 M en Madrid. En esa época yo estrenaba mi primer participación en este evento como nuevo responsable de negocios para España de Tecnonexo. Había leído algunos artículos que había publicado y para mi era solo un nombre famoso en el mundo del e-Learning en España… Ese mismo día tuve el honor de conocer personalmente a Josep Lozano, a Alfons Cornella y a Iñigo entre otros popes del mundo virtual como Lorenzo García Areito. Me impresionó rápidamente su seriedad, serenidad y la tranquilidad del que sabe que conoce un tema y que se apasiona por él.

No tuve la oportunidad de hablar con Iñigo, hasta que empezamos a compartir eventos en España y me volví un asiduo concurrente y disertante de la Expo y de otros eventos en diversos países donde tuve la oportunidad y el placer de conversar y sobre todo compartir ideas con él.

Creo que Iñigo fue una de las personas que más hizo en el mundo hispano para difundir, analizar, discutir y mejorar el e-learning en nuestra comunidad de habla hispana, y por eso su aporte resulta tan valioso….

Lamentablemente ya no tendremos el placer de compartir ideas, tapas, cañas y momentos memorables con él, sin embargo su obra, sus artículos y su presencia siempre impecable será recordada por todos los que tuvieron el placer de conocerlo, leerlo o escucharlo…

“Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay quienes luchan muchos días y son mejores, pero los que luchan todos los días, esos son los imprescindibles” Iñigo era uno de esos que luchaba todos los días…

(Lucio Margulis es Fundador y Director de Juego Serio™)

La historia profesional de Íñigo Babot

Formación: Ingeniero Industrial Superior por la URL, Ingeniero Químico Superior del IQS, Licenciado en Ciencias Químicas por la URL, PDG por el IESE y Doctor en Economía y Dirección de Empresas por la URL.

Empresarial: En el mundo empresarial, ha seguido una trayectoria profesional en funciones de dirección general: Director General Adjunto de Ceys, S.A., Director General de DESA, S.A., Director General de Editorial geoPlaneta, S.A. – Grupo Planeta – y Director General de División de Industrias Murtra, S.A. Su última posición: socio fundador de IBBM Consultores, SCP.

Académico: En el mundo académico, fue Profesor Titular del IQS (Universitat Ramón Llull), Profesor Director del Master in Advanced eManagement de la URL, Profesor de Nuevas Tecnologías en el ICT, Profesor de la Universitat Pompeu Fabra, Profesor visitante de la Universidad de Salamanca, Profesor visitante de ITESM (Monterrey, México) y la Doshisha University (Kyoto, Japón), colaborador de diferentes universidades latinoamericanas, articulista, autor de la revista y del libro eLearning, Corporate Learning de Infonomia!, coautor de otros 4 libros más sobre este tema y ponente habitual en numerosos congresos internacionales, conferencias y medios de comunicación.

Íñigo Babot fue también miembro del Comité Organizador del congreso Online Educa Madrid (OEM), miembro del Advisory Board del congreso Online Educa Berlín (OEB), moderador permanente de Líber, miembro del jurado de los Premios Iberoamericanos Apel de excelencia en eLearning (Madrid), Asesor Editorial de la revista Learning Review (Buenos Aires, México y Madrid) y miembro del jurado de los Premios Iberoamericanos de Iniciativa en eLearning (Buenos Aires). Recientemente, fue nombrado Director Ejecutivo del Observatorio de Formación en Red ‘Scopeo’, de la Universidad de Salamanca.

Realizó su Tesis Doctoral sobre eLearning corporativo.

Realizó trabajos de consultor y asesor para, entre otros clientes:

  • Price Waterhouse Coopers (sede europea de Zurich, Suiza)
  • Deloitte (sede mid-west de Saint Louis, Estados Unidos)
  • ADC Telecommunications (Minneapolis, Estados Unidos)
  • Estado de Minnesota (Estados Unidos)
  • Institut de Seguretat Pública de Catalunya – Mossos d´Esquadra i Bombers (Barcelona, España)
  • Escuela de Administración Pública de la Junta de Castilla y León – ECLAP (Valladolid, España)
  • Diputación de Alicante (Alicante, España)
  • CEDDET (Madrid, España)
  • Endesa (Madrid, España)
  • Seguros Pelayo (Madrid, España)
  • Administración Federal de Ingresos Públicos – Ministerio de Hacienda (Buenos Aires, Argentina)
  • Instituto Tecnológico de Monterrey (Monterrey, México)
  • Centro Interdisciplinario de Investigación y Docencia en Educación Técnica (sede de Querétaro, México)
  • UNED (Madrid, España)
  • Media Markt – Saturn (sede de Barcelona, España)
  • Tradium, GMBH (Frankfurt, Alemania)
  • ICWE (Berlín, Alemania)

Es y seguirá siendo uno de los principales referentes iberoeamericanos para el sector del e-learning.

Comparte esta entrada